Todo lo que me queda tiene que ver con vos.
Un placer coincidir en esta vida.

sábado, 19 de abril de 2014

Aquellos momentos donde todo era sonreír, sin esfuerzos, sin obligaciones.
Aquellos momentos cuando todo era espontáneo. Fácil. Sin dolor
Aquellos momentos donde todo era así, simplemente, porque estaba rodeada de felicidad, de gente que me quería, donde no estaba sola.
¿Qué haces cuando una lágrima te viene a buscar? ¿Cuando ya no das más? ¿Qué haces cuando queres rendirte, tirarla toalla? ¿Qué haces cuando crees que ya nada vale la pena? ¿Qué haces cuando no podes seguir mintiéndote a vos misma?

jueves, 27 de febrero de 2014

¿Qué se hace cuando lo que más amas en el mundo es lo que más te hace llorar?

miércoles, 4 de diciembre de 2013

¿Acaso no hay un límite? Una persona no puede estar bien de esta forma. Ya tuve demasiado sufrimiento para un año, creo que hasta para cinco años, ¿en serio hace falta más? Un poco de felicidad, de aquellas épocas en donde la espontaneidad nos rodeaba y hacia que todo sea fácil. No pido tanto, por favor.

lunes, 28 de octubre de 2013

Simplemente estoy segura de dos cosas en mi vida [...] la primera es que moriré, la segunda es que moriré amándote como el primer día [...]

lunes, 22 de julio de 2013

Suavecito me pusiste todo en su lugar como un juego para armar: empezaste corrigiendo males al azar. Colocaste besos justamente en el lugar, suavecitos, cirugía para curar las heridas que dejó el pasado sin sanar y, en el caos de mi infierno instalaste tu gobierno, y arrasaste suavecito. Suavecito, fuiste casi imperceptible, sin prisas, de a poquito, colocaste tu bandera inamovible. Me aceptaste como un cero izquierdo y sin valor, me peleaste sin nada a tu favor, con la suavidad con la que se mueve un rumor, como el paso de un anciano, con paciencia de artesano, me salvaste.
Estar contigo es como tocar el cielo con las manos, como el primer día en verano, como en un cuento. Estar contigo develando uno por uno tus secretos, descubriendo todo lo que llevas dentro, lo dejo todo por un momento estar contigo. Yo siento que tu compañía es el mejor regalo que me de dio la vida, la fuerza que me empuja a seguir adelante, de todo lo que tengo es lo más importante. Estar contigo es como un sueño del que no quiero despertar. Vivir contigo es mi deseo, es todo lo que quiero hacer y a tu lado puedo ser solo yo misma. Estar contigo es que cada día sea diferente, siempre hay algo que consigue sorprenderme, es como un juego que me divierte.
You touched my heart, you touched my soul, you changed my life and all my goals. And love is blind and that I knew when my heart was blinded by you. I’ve kissed your lips, and held your head, shared your dreams and shared your bed. I know you well, I know your smell. I’ve been addicted to you. I’ve seen you cry, I’ve seen you smile, I’ve watched you sleeping for a while. I’d be the mother of your child, I’d spend a lifetime with you. I know your fears and you know mine, we’ve had our doubts but now we’re fine, and I love you, I swear that’s true.  
I cannot live without you.
Sólo confío en su voz, sólo le creo a esa única voz: porque te ganaste el cielo y nos cubriste a los dos. Porque pensaste en nosotros primero, no te acordaste sólo de vos.
Antes de conocerte el mundo era plano aunque lo discuta usted, Señor Galilei. Llegaste tu, devolviéndome la fe, sin poemas y sin flores, con defectos, con errores, pero en pie. Y siento algo en ti, algo entre los dos que me hace insistir. Cuando miro en tus pupilas se que Dios no dejo de existir, tu lo haces vivir. Eres lo mejor que me ha pasado, entre lo mundano y lo sagrado, y aún más.

El refugio de mi paz (donde SIEMPRE soy feliz)

Las pastillas del abuelo, Salta la banca, De la gran piñata (ay mamá), La perra que los parió, Rock a la orden, Guasones, Ciro, La beriso,
(Callejeros va a tocar, siempre).
Soy de esas que no creen en las casualidades; todo en la vida pasa por algo: el destino ya está escrito y no hay nada que lo pueda cambiar